Caso de Estudio: El Camino y Desafíos de la Banda Seven

Caso de Estudio: El Camino y Desafíos de la Banda Seven

En el año 2011, la banda Seven de Rock Pop ganó el Festival Claro 2011, obteniendo el premio mayor de 5,000 dólares. La banda, integrada por Víctor Palomino (guitarra), Omar Perez (bajo), Edu Galarza (guitarra), Max Meza (batería) y Daniel Lazo (voz), alcanzó el punto más alto de su carrera al ganar este concurso. Sin embargo, este éxito se vio seguido por una serie de desafíos y decisiones que afectaron el futuro de la banda. Este caso de estudio examina la trayectoria de Seven y plantea preguntas clave para analizar qué decisiones pudieron haber tomado de manera diferente.

banda seven
Banda Seven, 2022

Desarrollo de la Historia

 

En 2010, la banda Seven comenzó su camino profesional después de que Pedro, un amigo de la banda, los contactara con Kike Robles, un exitoso productor musical. Pedro, en esos tiempos, tocaba en Gea, una banda que había ganado el concurso Bandas de Garage 2010. Así, Seven comenzó la producción de su primer disco, aunque inicialmente no contaban con un vocalista fijo, lo que obligó a uno de los guitarristas a asumir temporalmente ese rol.

Un día, mientras Pedro y los demás integrantes de Gea almorzaban, ingresó al restaurante un chico delgado con cabello largo y una guitarra algo descuidada y comenzó a cantar. Pedro, impresionado por su voz, lo contactó y le presentó a Kike Robles. Ese chico era Daniel Lazo, quien se convirtió en el vocalista de Seven.

Con Daniel, la banda Seven trabajó intensamente con Kike Robles, ensayando día y noche. Después de un año de producción y arduos ensayos, decidieron participar en el Festival Claro 2010, ganando finalmente el premio mayor. Para celebrar, organizaron un evento de agradecimiento y un concierto privado para sus seguidores.

Durante este evento, Pedro le preguntó a Víctor, uno de los integrantes de Seven, sobre los planes para el dinero ganado. Víctor le respondió que ya lo habían gastado: Max usó su parte para gastos familiares, Omar para pagar la universidad, Edu para saldar deudas y Daniel para comprarse una laptop. Kike también recibió una parte.

Dos meses después, Daniel ingresó a un concurso de canto llamado Rojo Fama Contrafama de Frecuencia Latina y pronto dejó la banda. Seven se quedó con todas las canciones grabadas y terminadas con la voz de Daniel, pero perdió a su vocalista principal. A pesar de sus esfuerzos por encontrar un nuevo cantante, no lograron mantener a uno fijo por varios años, hasta finalmente desaparecer.

5 Lecciones Clave del Caso de Estudio de la Banda Seven

 

  1. Planificación Financiera y Asignación de Recursos: Seven pudo haber asignado parte del premio a un fondo de emergencia y reinvertido en su carrera, en lugar de gastar el dinero inmediatamente en necesidades personales. La falta de una planificación financiera adecuada puede llevar a decisiones impulsivas y a la pérdida de oportunidades.
  2. Importancia de los Contratos: Establecer contratos claros con todos los miembros de la banda y colaboradores es esencial para proteger los intereses de todos. Un acuerdo contractual con Daniel pudo haber asegurado su compromiso con la banda y estipulado las condiciones para su salida, minimizando el impacto negativo.
  3. Gestión de Talento y Retención: Identificar, atraer y retener talento es crucial. Seven debería haber implementado estrategias para mantener a Daniel comprometido y satisfecho dentro de la banda, quizá mediante incentivos, participación en decisiones importantes y un entorno de trabajo motivador.
  4. Diversificación e Inversión en Marketing: La inversión en marketing y promoción es fundamental para mantener la relevancia y visibilidad de una banda. Seven podría haber destinado una parte del premio a campañas de marketing, producciones de videoclips y promoción en redes sociales para alcanzar un público más amplio y fortalecer su base de seguidores.
  5. Adaptabilidad y Resiliencia: Las bandas deben estar preparadas para enfrentar y adaptarse a cambios imprevistos, como la salida de un miembro clave. Tener planes de contingencia y ser capaces de adaptarse rápidamente a nuevas circunstancias puede ser la diferencia entre la disolución y el éxito a largo plazo.

Las lecciones que nos deja esta historia subrayan la importancia de una gestión estratégica y bien planificada, no solo en términos financieros, sino también en la retención de talento, marketing y adaptabilidad, aspectos cruciales para cualquier proyecto artístico que aspire a la sostenibilidad y el éxito.

¿Se te ocurre otra sugerencia? ¡Déjanos tus comentarios!

T2: E4 El fin de Nubia: 5 razones para pensar que la vida es como una canción

Escrito por Pedro Callan

Instagram: @pedro_callan

Linked in: Pedro Callan

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Scroll al inicio
¿Deseas más info? Escríbenos :)